Quiénes han sido los grandes ganadores en ecommerce del boom de compras online de la crisis del coronavirus.

Por: Pedro Gatón Álvarez - 22 de Julio de 2020

En este inesperado 2020, en el que la realidad ha hecho que todas las previsiones de los analistas para el año saltasen por los aires ante el impacto de lo que estaba ocurriendo en el marco de la crisis del coronavirus, el gran elemento con el que se podrán cerrar los análisis que se hagan en diciembre es que, al final, el comercio electrónico creció de forma abrumadora.

Con los consumidores encerrados en sus casas y con muy poco margen para comprar productos, la red se convirtió en el elemento de moda, en el destinatario de la mayoría de las acciones de compra.
En países como España o Italia, en los que solo podían abrir ciertos tipos de comercios de forma muy limitada, el ecommerce era, de hecho, la única vía disponible para poder comprar ciertos productos, por lo que no quedaba más remedio que migrar a ese terreno para poder hacerse con ellos.
Este crecimiento del comercio electrónico no ha afectado a todo el mundo igual y no ha impactado en todos los sectores y en todos los tipos de empresa del mismo modo. Para aquellas compañías que no habían hecho una transformación digital antes del comienzo de la crisis y que no habían creado un canal online de ventas, la crisis del coronavirus las ha pillado con el paso cambiado. Muchas han tenido que hacer el salto al comercio electrónico a toda velocidad y en tiempo record, para poder seguir estando operativas. Otras se han visto sobrepasadas por la situación.

El boom del supermercado online.

Para quienes ya tenían estructura pero no a un mercado todavía muy convencido, la crisis les ha servido para llegar a quienes hasta el momento se resistían, aunque con ciertos dolores de crecimiento. Es lo que les ha pasado a los supermercados online.
Aunque habían vivido un momento de auténtico hype, antes de la crisis los supermercados online crecían pero lo hacían lentamente. Los pure players de esta industria estaban descubriendo que asentarse no era fácil y los consumidores se seguían resistiendo a comprar productos frescos en supermercados online.

El coronavirus se convirtió en su gran prueba de fuego, con algunos supermercados cerrando su servicio online por el exceso de pedidos y otros con fechas de entrega a semana vista. Esto último no era raro: el ecommerce llegó a registrar para algunos productos plazos de entrega de un mes por culpa de los picos de consumo.

Para los supermercados online, la crisis del coronavirus les permitió no solo asentar a su audiencia ya tradicional, que compraba en la red ya sus productos, sino también llegar a compradores que hasta el momento se habían estado resistiendo al modelo o que no pensaban en comprar online la compra de la semana.
En España, Dia llegó a convertir algunos de sus supermercados en tiendas pensadas solo para dar servicio al mercado online y El Corte Inglés a potenciar servicios como el click&collect para llegar a todo. Las tasas de crecimiento de los supermercados online fueron abrumadoras.
En Reino Unido, por ejemplo, según datos de Kantar, las ventas de los supers online subieron en cuatro semanas en un 91%. En junio, cuando la situación empezaba a calmarse, las compras online en supermercados seguían con números positivos. En general, como apuntan desde Kantar, el ecommerce de alimentación ha vivido un empuje durante la crisis del coronavirus en Europa y sale de la misma con crecimiento y con margen para seguir subiendo en cuota de mercado.

Los grandes beneficiados: quienes ya tenían fortaleza en ecommerce.

Pero, por supuesto, los supermercados online no han sido los únicos que han salido beneficiados de la crisis del coronavirus en ecommerce. Las grandes marcas de comercio electrónico y las grandes tiendas han salido de la crisis poderosamente reforzadas. Hemos comprado mucho más online y les hemos comprado mucho más a ellas.
Como en eMarketer, la división entre los grandes players de la industria del ecommerce y los demás nombres se ha visto ampliada durante la crisis del coronavirus. Los datos del mercado estadounidense, que usan como guía, así lo demuestran. Los 10 principales ecommercers crecerán en cuota de mercado este año. Juntos supondrán el 60,1% del mercado en 2020, frente al 58,2% de 2019.
Los consumidores están apostando más por ellos porque quieren seguridad en las entregas: quieren tener la certeza de que sus cosas llegarán. Con ello, aumentan su peso en el mercado y reducen lo que queda para todos los demás. Si a eso se suma que quieren entregas rápidas, precios y calidad de producto, se tiene la foto completa.
Eso sí, en ese listado quienes más crecen de un año para otro no son los pure players de ecommerce (como Amazon) sino compañías con una presencia física y online. Es decir, los consumidores están empleando más la parte ecommerce de gigantes del retail, lo que demuestra la importancia de contar con una buena estrategia omnicanal.
SUBIR